Ingredientes
  • 6 pechugas de pollo deshuesadas sin piel
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de salvia picada
  • Sal y pimienta a gusto
  • 400 g de jamón crudo en fetas
  • 60 g de manteca
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharada de salvia fresca
  • 1 cucharadita de fécula de maíz
  • Cantidad necesaria de agua
Preparación
Tiernizar las pechuguitas de pollo. Reservar. En un bowl, mezclar el aceite con los ajos picados. Pintar las pechuguitas con esta preparación. Salpimentar a gusto. Envolverlas con el jamón crudo y espolvorear con la salvia. En una sartén a fuego mediano, dorar las pechuguitas de ambos lados en manteca. Añadir el vino blanco, condimentar con la salvia fresca y salpimentar si fuese necesario. Bajar el fuego, tapar y dejar que se cocinen hasta que estén bien tiernas, unos 15 minutos más. Agregar la cucharadita de fécula para espesar la salsa y agua, si fuese necesario. Emplatá y compartí que estas pechuguitas gritan ¡TE AMO!
Ingredientes
  • Aceite de oliva c/n
  • 3 cebollas
  • 1 cabeza de ajo
  • 6 rodajas de jengibre
  • 1 pechito de cerdo
  • 200 cc de salsa de soja
  • 300 g azúcar negra
  • Ají molido a gusto
  • 200 cc de agua
Para el puré:
  • 1 kg de batatas
  • 5 g de perejil
  • 100 g de panceta salada
  • 25 g de manteca
  • 1 pizca de sal
  • Pimienta a gusto
Preparación
En una placa alta, pintar con el aceite de oliva y armar un colchón con las cebollas en trozos, los dientes de ajo enteros sin piel y las rodajas de jengibre. Colocar el pechito y bañar con salsa de soja, azúcar negra, ají molido y agua. Cubrir con papel aluminio y cocer al horno fuerte por 2 horas. Retirar, agregar agua si es necesario, tapar y volver a cocinar por 1 hora más. Cocinar las batatas en abundante agua hasta que estén tiernas, pelarlas y pisarlas. Picar finamente el perejil. Retirar el cuero de la panceta y cortar en cubos pequeños. En una sartén caliente saltear los cubos de panceta hasta que se doren. Mezclar el puré de batatas con la panceta, la manteca, el perejil, sal y pimienta. ¡Listo! Serví, guardá las palabras y dejá que el plato lo diga todo.